La Florida articula conversaciones ciudadanas con 2 mil adultos mayores y aterriza demandas en salud y educación

En medio del estallido social que está aconteciendo en Chile desde el 18 de octubre pasado, la Municipalidad de La Florida organizó dos conversaciones ciudadanas para poder canalizar los intereses, deseos y motivaciones de la personas. Uno de los actos, apuntó en escuchar a los adultos mayores de la comuna, el cual contó con poco más de 2 mil 500 personas de la tercera edad en el Balneario Municipal.

El otro cabildo, tuvo lugar en el Liceo Polivalente Municipal, en el que participaron diversas organizaciones de salud y educación, quienes, a través de 25 mesas de participación, crearon una instancia en la que se debatió el cómo construir un Chile sólido, próspero y fortalecido ante la adversidad.

“Era clave vincular y fungir temáticas tan fundamentales como lo son la educación y la salud, comprendiendo que el momento que está viviendo nuestro país, requiere de instancias como éstas, a través de conversaciones, donde le daremos realce a las necesidades y deseos de la sociedad civil chilena”, explicó el alcalde de la Municipalidad de La Florida, Rodolfo Carter.

Mientras en el Liceo Polivalente Municipal se contestaban interrogantes acerca de cómo generar grandes transformaciones bajo la óptica de la educación integral y dentro de la mirada de una atención primaria de salud digna, en el Balneario Municipal, de la mano de adultos mayores alegres y participativos, se debatió en torno a la equidad en la distribución de los recursos naturales, para que así se puedan inyectar fondos a educación, salud y pensiones, entre otros temas.

En tanto, hasta el encuentro protagonizado por adultos mayores en el Balneario Municipal, llegó la ministra Secretaria General de Gobierno, Karla Rubilar, quien expresó que fue “lindo compartir con más de 2 mil adultos mayores en el diálogo ciudadano, liderado por el alcalde, Rodolfo Carter. Es importante abrir espacios de participación para todos los sectores de la sociedad, escuchar inquietudes y propuestas, para juntos construir un Chile mejor”.

Un nuevo trato y acuerdo

“Fuimos parte del más grande cabildo del adulto mayor en La Florida. Más de 2 mil personas vinieron para contar sus problemas y dar ideas para solucionarlos. Esta es una forma de cambiar Chile, escuchar a la gente de verdad”, puntualizó el alcalde Carter, quien luego se refirió a la posibilidad de una nueva Constitución: “Nos tenemos que poner de acuerdo para un nuevo trato, un nuevo acuerdo, bien hecho, no declarándonos cosas que no podemos cumplir, esa es la única receta que yo tengo”, declaró el edil.

Luego, el jefe comunal planteó que, lo importante, es que en una nueva Constitución, que va a estar marcada legítimamente por el ascenso de los derechos sociales, “actuemos con mucha responsabilidad; hay constituciones muy declarativas, tienen amplios capítulos sobre estos temas y no se cumple ninguno”.

Buscar salidas democráticas

A nivel general, bajo la dimensión de la salud y la educación –dos temas que se han levantado con fuerza en la ciudadanía-, se ha señalado que estas áreas, al verse afectadas a nivel país, la gente tiende a presentar un mayor descontento, pero, pese a ello, hay que buscar salidas.

“Hay que buscar soluciones viables y democráticas para solucionar estos problemas. Es fundamental escuchar a los ciudadanos, a través de sus experiencias y así canalizar una propuesta o respuestas a las demandas”, indicó Camilo Serrano, trabajador social del Liceo Capitán Pastene de La Florida.

A su vez, Alfredo Bravo, jefe del Área de Salud de la Corporación Municipal, señaló que este acto fue una “instancia participativa y, como institución, con grandes ejes municipales, no podíamos estar ajenos a poder reflexionar y analizar las cosas que estaban ocurriendo a nivel país. Queremos aportar en construir un Chile mejor” bajo la óptica de la “la salud y la educación, que son temas complementarios”, añadió la autoridad.

En definitiva, el denominador común de los dos actos organizados en La Florida, fue el de reivindicar la democracia a través de la reflexión, el diálogo y la responsabilidad ante las situaciones sociales, económicas y políticas que enfrenta Chile, junto a la ética de la sostenibilidad institucional.