Estudiantes del colegio Guardiamarina Ernesto Riquelme potencian vínculo con la literatura junto a destacado ilustrador argentino

“Nunca se termina de aprender a leer. Tal vez como nunca se termine de aprender a vivir”. Esta célebre frase de Jorge Luis Borges, el afamado escritor argentino de ensayos, cuentos y poemas –uno de los autores más influyentes del siglo XX- resume, de buena forma, cómo la lectura logra penetrar e influir en el sentimiento colectivo de quienes ven en la literatura un vehículo para transmitir sentimientos, vivencias y emociones.

Y esta percepción de cómo los libros conectan con las audiencias, está representada por el ilustrador argentino, Sebastián Santana, quien, desde la vereda del dibujo y el arte, entabla una relación con las letras que profundiza, aún más, la experiencia de los lectores. Sobre todo de los más pequeños.

Así fue como hace algunas semanas, el artista nacido en la ciudad de La Plata, “allende Los Andes”, arribó hasta el colegio Guardiamarina Ernesto Riquelme para relatar a los estudiantes acerca de su experiencia como ilustrador en el libro “El Diablito Colorado”, de Horacio Quiroga y de la Editorial Caligrafix, que incursiona en la literatura infantil.

Potenciar el recurso educativo

La visita del destacado ilustrador argentino, tuvo como sustento el vincular a la literatura y a la ilustración, con las Bibliotecas Escolares CRA (Centro de Recursos para el Aprendizaje), las que de acuerdo a lo que se señala en el sitio www.mineduc.cl, tienen como objetivo apoyar el logro de las metas de aprendizaje establecidas en el currículum nacional propuesto por la reforma. Éstas promueven el desarrollo de habilidades en los estudiantes, en diferentes áreas del conocimiento y la lectura, a través de una apropiación efectiva de los recursos educativos, en sus diversos formatos y soportes.

De acuerdo a lo que se explica en el sitio corporativo del Ministerio de Educación, con estos espacios se modifica la idea habitual de la biblioteca escolar, a través de un lugar creativo y de encuentro para la comunidad escolar, que busca fomentar el interés por la información, la lectura y el conocimiento, donde se diversifican las estrategias y recursos de enseñanza y se generan instancias activas para el aprendizaje.

Durante la jornada desplegada en el establecimiento municipal, Sebastián Santana le explicó a los niños de básica cómo se ilustra un cuento y, además, profundizó de manera didáctica la técnica para enfrentar el proceso de creación de los personajes.

La emotiva jornada, a través del lente fotográfico