La Florida, vida saludable: Trabajadores de la Comudef combatieron el sedentarismo laboral con didáctica “pausa activa”

Adoptar estilos de vida saludable en la vida cotidiana, donde cada vez escasea más el tiempo, se torna algo relevante para mejorar el diario vivir. Mientras algunas personas optan por utilizar las escaleras del Metro para activar la musculatura y así romper, en cierta forma, el sedentarismo que trae consigo la rutina, otro grupo de gente opta por incentivar las pausas laborales con ejercicios didácticos y efectivos para las posturas y articulaciones.

Así fue como el Comité Paritario de Higiene y Seguridad de la administración central de la Corporación Municipal de La Florida (Comudef), con el apoyo del Departamento de Prevención de Riesgos Laborales, llevó a cabo el pasado jueves 9 de mayo, una  jornada de aplicación de técnicas de ejercicios compensatorios en cada uno de los puestos de trabajo.

Esto, “con el objetivo de que los funcionarios comprendieran la importancia de los beneficios de la actividad física (con pausas mientras se trabaja) en el cuerpo humano y hacer habitual la práctica de ejercicios compensatorios para cada segmento del cuerpo”, explicó Natalia Bustamante, jefa del Departamento de Prevención de Riesgos Laborales.

Los ejercicios preventivos de los trastornos “músculo esqueléticos”, desplegados en la Comudef, desataron un momento de relajo, risas y entretención entre los funcionarios. Estos fueron coordinados por Andrea Díaz, kinesióloga de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS).

¿Ayudan realmente las pausas activas?

Cuando se está en plena jornada laboral, los músculos que son llevados al extremo y permanecen estáticos (tras largas horas sentados frente al computador) acumulan desechos tóxicos que producen fatiga, dolor en hombros y cuello y esto es lo que se conoce como estrés. Por eso, para paliar esta dolencia, estas pausas caben como anillo al dedo, consigna el sitio de noticias, Merca 2.0.

Hay que tener en cuenta que con las pausas activas no se deja de trabajar, pues se están tomando pequeños descansos durante la jornada para que así los músculos puedan liberar la tensión acumulada y poder continuar con tu trabajo sin dolor o cansancio.

Como sea, estas detenciones están plenamente justificadas, por cuanto generan beneficios fisiológicos, ya que mejoran la condición del estado de salud general al aumentar la circulación oxigenando los músculos y tendones; poseen beneficios psicológicos, pues incrementan la capacidad de concentración en el trabajo, se fortalece la autoestima e inspira la creatividad y traen beneficios sociales, al incentivar el surgimiento de nuevos líderes, además de favorecer el contacto entre compañeros, el sentido de pertenencia y promueve la integración social.

Por si fuera poco, también tiene beneficios organizacionales, en una dimensión donde se genera conciencia de la salud física y mental entre colaboradores y jefes, mejoran la adaptación al puesto laboral.

Ocho ejercicios para una pausa activa

De acuerdo al sitio www.muysaludable.cl, para realizar una pausa activa no se necesitan más de 15 minutos y un espacio pequeño, porque la mayoría de los movimientos son elongaciones. Desde dicho sitio en internet, sugieren ocho ejercicios, los que pueden ser realizados una vez al día.

  1. Respiración: Inspiración profunda, exhalación hundiendo ombligo (10 veces).
  2. Elongación de la musculatura posterior del cuello: durante 30 segundos, mantener la cabeza hacia atrás.
  3. Elongación de la musculatura lateral del cuello: durante 30 segundos mantener la cabeza hacia un lado, para después repetir el movimiento por otros 30 segundos al otro lado.
  4. Elongación de la musculatura posterior de la columna: durante 30 segundos, doblar el tronco hacia adelante, intentando con los dedos de la mano tocar la punta de los pies.
  5. Elongación de la musculatura lateral de la columna: durante 30 segundos, doblar el tronco hacia un lado, tocando con la mano la rodilla. Repetir el movimiento por otros 30 segundos hacia el otro lado.
  6. Elongación de la musculatura abductora del hombro: durante 30 segundos por lado, levantar el brazo derecho a la altura de los hombros y empujar con la mano izquierda el codo, hasta tocar con la muñeca derecha el hombro izquierdo. Repetir la acción con el brazo izquierdo.
  7. Elongación de la musculatura extensora y flexora de muñeca: durante 30 segundos por muñeca, estirar ambos brazos hacia adelante, tomar los dedos de la mano ejercitada y flectar los dedos hacia atrás, poniendo la muñeca hacia arriba y hacia abajo.
  8. Elongación de la musculatura en extremidades inferiores: durante 30 segundos por posición, ir alternando las piernas para trabajar diferentes músculos del cuerpo.

Mira cómo fue esta entretenida actividad